Vinos Blancos

Vinos blancos sin azúcares residuales, secos, ideales para aperitivo o para acompañar platillos de pescado, desde un ceviche hasta una sopa de camarón,  pescados fritos o al horno. Pueden ser más o menos potentes, dependiendo del estilo, pero siempre muy frescos, a veces con notas minerales muy marcadas. Estas características lo hacen un verdadero acompañamiento de todo los platillos del mar.

 

Regresar a Estilos de Vinos